LO QUE NADIE TE CUENTA SOBRE VIVIR EN OTRO PAÍS

Por Florencia Lovera.

DQVV3171.jpg

Bueno, quizás ya te lo contaron, o lo viviste en primera persona. Pero lo normal es que te cuenten las cosas lindas, o que copemos Instagram mostrando los hermosos lugares que tenemos la dicha de visitar.

Mi primera experiencia viviendo en otro país fue en Estados Unidos (la mayoría de esta nota revive momentos por los que pasé estando allá), pero hoy estoy en Melbourne, Australia. Y me di cuenta de que, si bien ambas experiencias son completamente diferentes, muchas partes de este proceso se repiten. Alguna vez lo expliqué, muy por encima, bajo el nombre de “Choque Cultural” (y podrás leer lo que escribió @magaymillennial inspirada por mis palabras haciendo click acá), pero agregué cosas más específicas y decidí titular esta nota como “Lo que nadie te cuenta sobre vivir en otro país”.

Hoy me gustaría hablarte de todas esas cosas que no se ven, que no se comparten, y que forman parte de un proceso personal que hacemos todas y todos cuando emprendemos una gran aventura de este tipo, sobre todo cuando te vas a vivir a otro país sola/o.


1-VAS A TENER MIEDO

Mi tercera semana viviendo en Washington State (USA), haciendo el primer trekking (Mt. Townsend) en el Olympic National Park. Sí, estaba rubia.

Mi tercera semana viviendo en Washington State (USA), haciendo el primer trekking (Mt. Townsend) en el Olympic National Park. Sí, estaba rubia.

Lógico. Ni la persona más valiente puede afirmar que no sintió miedo cuando se fue a vivir a otro lado. El miedo es esa sensación que nos invade ante lo desconocido, y abandonar nuestra zona de confort para empezar una vida en un nuevo lugar suena bastante aterrador.

Y la vas a pensar dos veces antes de subirte a ese avión, pero terminarás respirando hondo y embarcando con los ojos cerrados, porque sólo vos sabes por todo lo que pasaste para llegar hasta acá.

Es tu momento. Se está haciendo realidad. ¡Disfrutalo!

“Me da mucho miedo la idea de dejar mi vida y empezar de cero a los 29 años”. @emiliayantorno


2-TE VAS A ASOMBRAR

Por todo. Absolutamente todo lo nuevo que veas te va a asombrar. Cada cosa que descubras te va a maravillar. Porque nada es igual que en tu país, y todo te parece increíble.

Caminar por el nuevo barrio es una aventura, encontrar rincones favoritos, probar la comida típica. Casi como si estuvieras de vacaciones, pero mejor, porque se trata de tu nuevo hogar.

Vas a aprender cosas todos los días y la cultura no va a dejar de sorprenderte. ¡Ni hablar si el cambio incluye aprender un nuevo idioma!.

Aún recuerdo los dolores de cabeza nocturnos luego de pensar y traducir todo al inglés durante las primeras semanas. Pero fue más que satisfactorio cuando me dí cuenta de la mejora. Estaba pensando en otra lengua y el avance era notorio.

“Si no nos movemos terminamos hechos piedra. Creo que las ganas de explorar ayudan mucho.” @daniribuffo


Pike Place Market . Mi primer Noche Vieja en Estados Unidos la pasé con mis amigos argentinos en Seattle. Hacía tanto frío que vimos los fuegos artificiales desde la ventana del departamento de los chicos.

Pike Place Market. Mi primer Noche Vieja en Estados Unidos la pasé con mis amigos argentinos en Seattle. Hacía tanto frío que vimos los fuegos artificiales desde la ventana del departamento de los chicos.

3-VAS A CONVERTIR TODO A LA MONEDA DE TU PAÍS

Es que llegaste con pánico, sin saber si lo que ahorraste en tu moneda te va a alcanzar para sobrevivir hasta que consigas un trabajo estable.

Y vas a convertir todo a tu divisa para saber cuánto estás gastando realmente (en mi diccionario esto entraría como un claro ejemplo de masoquismo).

Tranquila/o, será sólo al principio, quizás durante las primeras semanas. Al menos hasta que comiences a ganar dinero en la divisa de tu nuevo país.

“¡Te va cambiando el bocho día a día! Tenés tantas cosas por hacer que no frenas a pensar.” @lgi_44


4-VAS A EXTRAÑAR

Santa Runs Tacoma es una carrera que se realiza en Tacoma, a 40 minutos al sur de Seattle. En diciembre del 2016 corrí mis primeros 10 KM.

Santa Runs Tacoma es una carrera que se realiza en Tacoma, a 40 minutos al sur de Seattle. En diciembre del 2016 corrí mis primeros 10 KM.

Y sí. Después de una o dos semanas de asombro y descubrimiento de cosas nuevas, vas a caer en la cuenta de lo lejos que estás de tus afectos, de cuánto extrañas los mates con mamá, los partidos de fútbol de tu hermanito o los besos del sobrino.

Vas a extrañar muchísimo, porque por primera vez en semanas, te vas a sentír sola/o. Pasó el asombro, lo nuevo se volvió rutina, y por momentos extrañas esa parte de la rutina que compartías con tu familia.

“Recuerdo que cuando empecé mi vida acá (USA) extrañaba las cosas que nunca hubiera imaginado extrañar… pero hasta el día de hoy (trece años después) extraño mis afectos, amigas, esas noches largas de risas que no terminan más…” @caroforsat

Vas a empezar a buscar conexiones con tu cultura, hacer amigos y amigas de tu mismo país, buscar el supermercado que vende esa comida que tiene tanto gusto a casa.

Mi primera experiencia viviendo en otro país transcurrió en un pueblo de diez mil habitantes, en donde la edad promedio es de 57 años. El invierno estaba asomando la nariz, oscurecía temprano, y estaba sola y sin amigos/as. De una u otra forma intentaba mantenerme ocupada: iba a tomar algo al bar del pueblo, salía a caminar por la playa, recorría los pueblos de los alrededores cuando tenía días libres, y empecé a entrenar fuerte para correr mis primeros 10K.

Tu forma de extrañar va a ser tuya, sólo tuya, y aprenderás a lidiar con ella.


“Salir a caminar sola con un cuaderno para escribir me sirve muchísimo para liberar la mente…” @belsil


Portland, OREGON.  Una de cuando mi mamá fue a visitarme a USA (regalo de mi familia anfitriona -Au Pair- por mi cumpleaños número 26). Inexplicable lo que lloré en el aeropuerto cuando me tocó despedirla.

Portland, OREGON. Una de cuando mi mamá fue a visitarme a USA (regalo de mi familia anfitriona -Au Pair- por mi cumpleaños número 26). Inexplicable lo que lloré en el aeropuerto cuando me tocó despedirla.

5-VAS A LLORAR

Suelo decir (no sólo lo digo yo, también lo escuché por ahí) que vivir en otro país intensifica todo: las experiencias, los vínculos, y los sentimientos. Sí, la angustia y la tristeza también se sufren en un grado mayor.

Esto debe tener una explicación más técnica que la que yo podría darte. Pero básicamente el estar sola y tener que lidiar con cosas en donde ni siquiera el idioma es el mismo, muchas veces se me fue de las manos. Y llorar fue el mejor remedio.

Así que sí, vas a llorar. Porque dejame decirte que no va a salir todo como lo planeaste, y te vas a frustrar, y te vas a sentir sola/o otra vez. Y quizás vuelvas a llorar luego.

Pero tranquila/o: nada que el chocolate o un buen pote de helado no puedan solucionar (jaja).

“La soledad es difícil. Se extrañan cosas básicas, las costumbres, la música, los olores y las anécdotas. Todo eso llena el alma… además del amor de los amigos y la familia.” @tana_biancolin


6-VAS A GANAR CONFIANZA EN VOS MISMO/A

¡Hey! Estás viviendo en otro país. No sólo saliste de tu zona de confort, sino que desapareció todo lo que hasta el momento conocías como “normal” en tu vida.

Vas a tener momentos filosóficos en los que mirarás hacia atrás y ¡no vas a poder creer hasta dónde llegaste!. Vas a comparar el antes y el después, lo que cambió en tu vida y cuánto cambiaste vos.

Te vas a dar cuenta de todo lo que sos capaz, entenderás que los límites están en la mente, y romperás las fronteras con ganas de comerte el mundo.

“Siempre se extrañan los afectos y la argentinidad. Es la claridad en la meta lo que ayuda a seguir”. @nati_avend


7-VAS A CREAR GRANDES VÍNCULOS EN POCO TIEMPO

En Maui, Hawaii . Un viaje de despedida para cerrar dos años maravillosos en Estados Unidos, y la celebración de esta hermosa amistad que nació viviendo lejos de nuestros países de origen.  @miriam_bmb

En Maui, Hawaii. Un viaje de despedida para cerrar dos años maravillosos en Estados Unidos, y la celebración de esta hermosa amistad que nació viviendo lejos de nuestros países de origen. @miriam_bmb

Lo más probable es que conozcas gente a través de las redes sociales, trabajo, clases, ¡la vida misma!, y que después de varios encuentros te vayas acercando inconscientemente a aquellas personas con las que pegaste más onda.

El secreto es que te vas a cruzar con gente maravillosa que está en la misma que vos. Y el hecho de que, valga la redundancia, estén en la misma que vos hará que se entiendan, simplemente porque están pasando por el mismo proceso interno (o similar).

Muy difícil de explicar con palabras, pero básicamente vas a sentir como si conocieras a la otra persona de toda la vida, cuando en realidad sólo pasaron un par de semanas. Porque esa otra (u otras) persona pasó a ser tu contención, y vos la de ella.

“Es muy importante hacer nuevos amigos, hacer cosas nuevas que jamás pensamos que haríamos. No aferrarse a los viejos hábitos.” @liraclabel_


8-TE VAS A ENAMORAR

De tu nuevo hogar, de tu nueva rutina. Por que era cuestión de tiempo hasta que te amoldaras. Hiciste un grupo de amigos y amigas, el dueño del mercado de la esquina conoce tu nombre, y encontraste el café perfecto para ir a desayunar los domingos.

No necesitas tener abierto Google maps todo el tiempo, porque incluso sabes qué bus/tram/tren tenés que tomar para llegar al destino. Das indicaciones y recomendaciones a turistas, ¡sos crack!.

Te enamoraste de la ciudad, del pueblo, del barrio. Pero más te enamoraste de esta nueva versión de vos misma/o. Porque tomó un tiempo y varias caídas, alguna que otra lágrima y mucha extrañitis. Pero lo lograste, empezaste desde cero una vida nueva en otro país, finalmente te sentís en casa.

¡Felicitaciones!

Bryce Canyon National Park . Última parada de mi último viaje en los Estados Unidos, antes de dejar el lugar que fue mi hogar durante dos años. Hablame de emociones encontradas y te muestro esta fotografía.

Bryce Canyon National Park. Última parada de mi último viaje en los Estados Unidos, antes de dejar el lugar que fue mi hogar durante dos años. Hablame de emociones encontradas y te muestro esta fotografía.

LOS QUE CUENTA LA COMUNIDAD VIAJERA EN INSTAGRAM

“Soy de Colombia, pero viví seis meses en Argentina y ha sido la mejor experiencia de mi vida. Lo poco que puedo recomendar desde mi perspectiva es: evitar a las personas y pensamientos negativos, aprender de todo y todos, y dejar fluir los sentimientos, ellos nos enseñan quienes somos y lo que somos capaces de hacer.” @angelicatellocoley


“Viví en París por tres meses y extrañé mucho a mis sobrinos y el día a día en Argentina”. @irenesoltewilde


“Cuando empiezo a extrañar intento atender menos el teléfono, para que mi familia no se dé cuenta de que extraño tanto”. @yaelcrede


“Me encanta vivir el día a día, sin saber qué puede pasar la próxima semana”. @worldlando


“¡Yo prefiero sentir! Totalmente y plenamente, aunque duela…” @miterapiadeviaje

“Playa del Carmen está llena de argentinos/as. ¡Eso me ayuda muchísimo! Es como estar en casa.” @vanimeggiolaro


“Laburo tanto que no tengo tiempo de extrañar, sólo extraño estar tranquilo y descansado jaja”. @emmadure

“Viví en UK y ahora en Suecia. Lo mejor es la llamada de WhatsApp en grupo con la familia.” @patgabrielandbar


¡GRACIAS POR PARTICIPAR CON SUS EXPERIENCIAS! Y MUCHAS GRACIAS A VOS POR LEER HASTA ACÁ.

SI TE GUSTÓ LA NOTA NO TE OLVIDES DE COMPARTIRLA CON LA COMUNIDAD :)