MI PASO A PASO EN MELBOURNE-Guía para recién llegados

Llegué a Melbourne sabiendo todo lo que tenía que hacer PASO A PASO. Mi ansiedad, todavía en Argentina, me llevó a planificar los primeros días y según mis cálculos, antes de las dos semanas tenía que estar trabajando.

La vida no siempre sale como la planeamos, pero me acerqué bastante.

MI EXPERIENCIA EN MELBOURNE PASO A PASO

Hace unas semanas hice un vivo en Instagram contando lo que había hecho durante los primeros días en Melbourne, las cosas que tuve en cuenta, todo lo que aprendí y lo que viví en este tiempo. Y debido al buen feedback, decidí pasarlo por escrito para que tengas acceso a la información todas las veces que quieras. ¿Lista/o para tomar nota?

ETAPA UNO: LA LLEGADA

Mi vuelo aterrizó en Melbourne a las seis de la mañana del 2 de Abril. Con pasaporte en mano hice todos los trámites que solicitan en el aeropuerto y busqué mi valija. Me preguntaron muy poco, me revisaron otro poco más y ¡bum! BIENVENIDA A AUSTRALIA.

-SI QUERÉS SABER CÓMO ENCONTRAR VUELOS BARATOS LEÉ ESTA NOTA-

Para llegar al hostel tomé el famoso bus rojo (Skybus) que me dejó, literalmente, a dos cuadras. Acá me gustaría aclarar: VENGAN CON POCO EQUIPAJE. No, eso que empacaste “por las dudas” no lo vas a necesitar.

EL HOSTEL

Para vivir las primeras semanas recomiendo Flinders Backpackers. Su único contra es que limpian los baños a las 8:30 de la mañana (no es el horario más conveniente) pero cabe destacar que ESTÁN LIMPIOS todos los días. La ducha tiene agua caliente y la ubicación es perfecta para salir a buscar laburo (que es a lo que venimos, ¿no?). Pagamos $175 AUD la semana por persona, en una habitación privada de tres. Aunque si viajan solas/os pueden pagar $190 AUD por semana en una habitación compartida entre cuatro.

Mi consejo acá es que reserves por unos cinco días para ver si te gusta. Si no cumple con tus expectativas te vas a otro hostel.

#CHEAPTIP

Si tu presupuesto es más ajustado te recomiendo que leas esta nota en la que te cuento las opciones disponibles para viajar sin gastar en alojamiento.

TFN

Dejé mis cosas y fui -casi corriendo- a un COFFEE SHOP: tenía que probar el café de Melbourne (es increíble la cantidad de variedades que hay, otro día hablaremos sobre eso). Y ahora sí, sentada con un Long black y con mi computadora encendida, apliqué para el Tax File Number (TFN). Sí, ese es el numerito que nos identifica para trabajar acá en Australia y con el que pagamos los impuestos al Estado. El trámite es gratuito y lo pueden sacar haciendo click aquí.

Éste no se puede realizar estando fuera de Australia. Deben esperar a entrar al país para poder aplicar.

Una vez que realizaste el trámite, tu TFN demorará hasta 28 días en llegar. Pero el mío demoró exactamente 7 días, y llegó por correo al hostel (dirección que especificamos al completar el formulario)

CUENTA DE BANCO

Una vez que se hicieron las 9 de la mañana pasé por Commonwhealth para abrir la cuenta de banco (hice todo el mismo día). Pasaporte, copia de visa ¡y listo!, ya pertenecía al sistema. Mi tarjeta de débito llegó una semana después, pero se puede realizar el trámite desde Argentina (online) y retirar la tarjeta el día que llegues, por la sucursal que elijas (intentá que sea cerca de tu hostel).

Abrir la cuenta y mantenerla es totalmente gratis. El único requisito es que ingresen en tu cuenta $2000 AUD (o más) por mes. De no ser ese el caso, tendrías que pagar $4 AUD de mantenimiento (mensuales). Lo más probable es que superes el monto, así que no te preocupes.

RSA

Luego saqué turno para el curso RSA (Responsible Service of Alcohol). Esto es obligatorio en caso de que quieras trabajar en hospitality. Lo piden en todos los bares, hoteles y restaurantes. La clase es presencial (4 horas) y tiene un valor de $45 AUD. Victoria es el único Estado de Australia que requiere hacerlo de forma presencial. El mismo tiene validez por 3 años.

Este curso no asegura que conseguiremos trabajo, pero abre puertas, porque el empleador tendrá en cuenta que podrías empezar a trabajar en el instante. Te recomiendo hacerlo antes de salir a repartir CV para poder agregarlo.

Sim Card

Elegí Telstra como compañía de celular porque es la que me recomendó la gran mayoría. Hasta ahora no he tenido ningún inconveniente, y pago $30 AUD mensuales por 10GB.

Para comprar el SIM CARD fui a uno de los Telstra que hay sobre Elizabeth Street con mi pasaporte (sí, me lo pidieron). Súper fácil y rápido, salen de ahí con una línea funcionando.

Asegúrate de tener tu smartphone liberado, de lo contrario la línea no va a funcionar.

CAMBIAR DINERO

Lo que la mayoría de los/as argentinos/as hacemos es llegar a Australia con Dólares Americanos (la moneda en la que normalmente ahorramos) y buscamos cambiarlos ni bien llegamos por dólares Australianos.

Acá te cuento un secreto: Hay mucha gente que está por terminar su visa que busca cambiar el dinero que ahorró en AUD por dólares americanos (USD). En mi opinión (y en el de la señora calculadora) es la mejor opción para ambas partes, porque realizan el cambio según lo que dice el conversor de Google, sin comisiones ni pérdidas para ninguna parte.

¿Cómo conocer gente que desee cambiar cash?

Pues bien, realizas una publicación en un grupo de Facebook y listo.

Si es mucho lío y no conseguís coordinar, lo mejor es preguntar en el hostel, o dar una vuelta por el centro para encontrar la casa de cambio más conveniente.

Siempre tené cuidado al hablar de dinero. No es recomendable confiar en cualquier persona porque lamentablemente hay mucha gente mala que te podría hacer pasar un mal trago.

Otra cosa: NO CAMBIES EN EL AEROPUERTO. Es la peor opción y se puede llegar al centro perfectamente utilizando tarjeta de crédito o débito (eso si llegas a las grandes ciudades, claro: Melbourne, Sydney). No vas a necesitar efectivo para nada.


ETAPA DOS: BUSCAR TRABAJO

Acá empezó el desafío. Una vez que me instalé y terminé con el papeleo de rutina, me dediqué a armar mi CV. Lo cambié y lo volví a cambiar mil veces, hice uno para cada rubro al que quería aplicar y sí, mentí un poquito para adornarlo con flores. Tratá de que sean mentiras que puedan sostenerse, al fin y al cabo lo importante es la actitud y las ganas que le pongas al trial.

TRIAL: Día de prueba por el que vas a tener que pasar en casi todos los laburos. Los que yo hice no fueron pagos (ninguno excedió las dos horas), pero tengo amigos y amigas que fueron por un trial y les hicieron trabajar largas horas con paga (¡y en algunos casos comida!)

Cuando terminé mi CV armé un perfil en tres de las aplicaciones más populares para buscar trabajo (Gumtree, Seek, Backpackers Job) y apliqué a todos los puestos en los que consideré que podía lograr un buen desempeño.

Por otro lado, imprimí una buena cantidad de CVs y caminé en el centro y diferentes barrios. Pregunté en todos los restaurantes y/o bares que me gustaron si estaban buscando staff. Algo tenía que salir. Pensá que mientras más abarques, más posibilidades tendrás de que te llamen.

En esta etapa consideré muy importante el tema de las energías. Si algún día me sentía bajoneada decidía no salir a buscar trabajo, intentaba levantarme el ánimo con otra actividad. Sí, vas a tener de esos días en los que no vas a entender qué carajo estás haciendo, qué es lo que realmente querés, y cuál es tu misión en la vida (ja). Pero tómalo con calma, todo es parte de la experiencia y de tu crecimiento personal.

La mayoría de las entrevistas y los trials los conseguí cuando me sentía feliz, positiva y de buen humor. ES CLAVE. Quieras o no, esas cosas se perciben, y al buscar trabajo necesitamos mostrar nuestra mejor versión.

Hoy, en menos de dos meses en Australia y después de pasar por varios trabajos, estoy trabajando como Hostess de Collins Kitchen, el restaurante del Hotel Grand Hyatt Melbourne, donde me dieron un contrato full time por seis meses. Es al tipo de trabajo que apuntaba cuando llegué y estoy más que feliz, así que te recomiendo que construyas tu experiencia basándote en lo que te llena el alma. Buscá, agarrá lo que encuentres, y seguí buscando hasta sentirte realizada/o.


ETAPA TRES: BUSCAR UN HOGAR


Una vez que encontré un trabajo fijo decidí empezar la búsqueda del departamento. Me pareció fundamental encontrar un lugar relativamente cerca de donde iba a estar trabajando.

Acá en Australia se usa mucho Flatmates, una aplicación que sirve para encontrar habitaciones, departamentos, o incluso gente para compartir un hogar en caso de que busquen abaratar los costos.

Pero yo conseguí el mío a través de Marketplace en Facebook. Apliqué a varios y elegí el segundo departamento que vi. La vista que tiene hacia Carlton Gardens me lo vendió, y también el hecho de que era “a estrenar”. Lo que significaba que éramos todas nuevas, dispuestas a escribir las reglas desde cero.

No firmé contrato, por lo que costó confiar al principio, pero con el tiempo te das cuenta que es de lo más normal. Todo el mundo sub-alquila el departamento que alquila, y al no ser legal no pueden ofrecerte un contrato. OJO, por que al no tener contrato muchas veces amenazan con NO DEVOLVERTE EL BOND si al irte no encontrás a alguien que te reemplace en tu habitación.

En CBD y alrededores los alquileres van a ser más caros, pero si también trabajas en la zona no vas a tener gastos para trasladarte, y ¡eso es un gol!. Pensá que cada pasaje en tram/tren/bus tiene un costo de $4 AUD. Es decir que a tu gasto de alquiler deberías sumarle $50 AUD (pase ilimitado semanal) que usarías para llegar al trabajo, y el tiempo de viaje que ahorrarías si vivieras en pleno centro.

Si después de sacar esta cuenta te siguen conviniendo los suburbios, ¡perfecto!. Hay muchos barrios hermosos que desean ser explorados, y lo mejor de todo es que NO SE ESCUCHAN LOS RUIDOS DE LA CIUDAD.

¿Qué mirar cuando haces una inspection?

Cuando preguntes por una habitación te van a invitar a realizar una inspection, que es básicamente ir a ver en qué condiciones se encuentra el lugar. Es importante saber el monto exacto que deberías pagar por semana, qué día se paga y si tienen algunos días de tolerancia. El BOND es el depósito que tendrás que pagar para ingresar al departamento, y en teoría (siempre y cuando no rompas nada durante tu estadía) te lo devuelven. Yo lo consideré “un ahorro”.

  • Te recomiendo preguntar las rutinas de las otras personas que comparten el departamento. Recordá que vas a estar conviviendo con ellos/as y mientras más información recopiles, mejor será tu proyección viviendo en ese lugar.

  • Es importante saber si el dueño exige un mínimo de estadía (la mayoría pide tres meses) por que si no lo cumplís te retienen el depósito. Además no olvides preguntar con cuánto tiempo de anticipación deberías avisar en caso de mudanza.

  • Por último (aunque fue lo primero que hice cuando fui a ver mi deptartamento) chequeá la limpieza y cómo lo están manteniendo. Preguntá si tienen un calendario de limpieza o cómo lo organizan. No sé vos, pero yo lo considero importante, y otras culturas pueden llegar a sorprenderte (para mal).


ESTE FUE MI APORTE DE HOY. ME GUSTARÍA QUE MI EXPERIENCIA EN AUSTRALIA HAGA TU EXPERIENCIA MÁS FÁCIL, ASÍ QUE NO DUDES EN ESCRIBIRME POR INSTAGRAM SI TE QUEDÓ ALGUNA DUDA LUEGO DE LEER ESTA NOTA.

POR ÚLTIMO ME GUSTARÍA AGRADECER A TODAS ESAS PERSONAS QUE ME BRINDARON SOPORTE DESDE EL PRIMER MOMENTO, ANTES DE LLEGAR Y UNA VEZ INSTALADA EN MELBOURNE: MI AMIGO MANU DE @WORLDLANDO, RAMI DE @ARGENTINOSENAUSTRALIA, EUGE DE @MITERAPIADEVIAJE, MAGUI DE @MAGAYMILLENIAL, FRANCO @FRANCOTORRESPH, Y PERDÓN SI ME OLVIDO DE ALGUIEN PERO ES MUCHA LA GENTE HERMOSA QUE ME BRINDÓ SU APOYO. SOMOS UNA GRAN COMUNIDAD Y ESTAMOS DISPUESTOS A AYUDARNOS ENTRE TODOS.


¿TE GUSTARON LAS FOTOS DE ESTA NOTA? TODAS SON DE JUAN CRUZ FAGIN Y PODRÁS ENCONTRAR MÁS EN SU INSTAGRAM @JOTAFAGIN_

GRACIAS POR LEER HASTA ACÁ.

¡SE VIENEN MÁS NOTAS DE ESTE ESTILO!