Hablemos de viajar

Por Florencia Lovera.

SAM_4203.JPG

Hablemos de aventura, de la adrenalina que nace al adentrarse en un camino desconocido, de llenarse de polvo y barro para sentirse nuevamente un niño. 

Hablemos de la soledad, de aquella compañía tan interesante que por momentos pesa, pero que en otros se vuelve tan necesaria. 

Hablemos de la naturaleza. O mejor hablemos con ella. De sentir la brisa, esa que calma el sol cuando pega fuerte. Del alivio al tocar agua helada, de esas ganas de sacar las manos rápido justo después de hacerlo. Del reflejo de las montañas en el Nahuel Huapi, del aroma a pino que predomina en la Patagonia, de esos colores. 

Hablemos de la magia, que algunos aseguran que no existe, pero luego de visitar estos lugares te firmo en donde quieras que se equivocan. 

Hablemos de los sonidos, del canto de los pájaros, del agua del arrollo, de las lágrimas del cielo cuando llueve, de los ladridos de ese perro feliz corriendo detrás del palo. 

Hablemos de los nuevos amigos, de las charlas con desconocidos. De todas las personas que se cruzaron en tu camino, de aquellos que viste sólo una vez, y de los que tuviste la suerte de conservar para siempre. De ese completo extraño que se convirtió en tu amigo, después de una noche de desvelo en el hostel tomando vino.

Hablemos del ambiente, de la conciencia que te genera recorrer lugares descuidados, y de cómo crece tu amor por el planeta. De esas ganas de querer levantar la basura de la calle, de la energía que gastamos al putear a esos que dejaron su mugre en donde no debían. De la alegría que te da ver cómo otros se preocupan. 

Hablemos de los esquemas mentales, de cómo se rompen al cruzar fronteras. Hablemos de cuando entendiste que somos todos iguales, y que las líneas entre países son sólo un dibujo del mapa. Hablemos de los prejuicios que ya no existen, porque aprendimos, porque evolucionamos.

Hablemos de las metas, de subir montañas, de llegar a la cima porque al ver el paisaje todo el cansancio se olvida. Hablemos de ese momento de disfrute, de ese que es sólo tuyo, porque lo ganaste, porque trabajaste duro para lograrlo, porque está acá.

Hablemos de la intensidad. De comprender que, como la vida misma, las aventuras tienen un final. Y de cómo eso te enseña a vivir los segundos al máximo, de aprovechar las experiencias. Hablemos de ello porque todo tiene fecha de caducidad.

Hablemos de lo que dejás atrás, de quién eras cuando empezaste, de la persona en la que te convertiste hoy. Hablemos de que nunca volvemos al mismo sitio, porque quien se va, vuelve distinto. Porque los ojos con los que te fuiste ayer, no son los mismos con los que regresaste hoy. Hablemos de que vivimos en movimiento constante.

Hablemos de los miedos, de esos pensamientos malos y perversos que se meten en la cabeza para complicar las cosas. Hablemos de cómo intentan alejarnos de lo más lindo de la vida: los sueños. Y también hablemos de cómo evitar que eso suceda.

Hablemos del amor. Esa palabra simple, corta, inmensa, que dice tanto y asusta un poco. Hablemos de las mariposas ante lo desconocido, y de los abrazos que erizan la piel.

Hablemos de movernos, de trasladarnos, de lo identificados que nos sentimos cuando alguien dice "ciudadanos del mundo".

Hablemos de viajar, y de cómo se te infla el pecho cuando llegás a un nuevo lugar, repleto de extraños. Hablemos de la valentía, esa que te quiere llevar a recorrer el mundo sin analizar demasiado. Esa que te dice que no está muy segura, pero que va a salir todo bien.  Esa que te motivó, que te empujó, que te animó. Porque al final, viajero, nadie sabe cómo saldrán las cosas. Y esa es la esencia del viaje.

Entonces hablemos de que no podemos hablar de todo lo que hablamos. Porque hablar de viajar y de todo lo anterior, sería saltarse los capítulos para leer el final de la novela. Y te aseguro que ni vos, no yo, ni nadie, al final del cuento, quiere eso. 

Que tengas un buen viaje, viajero. Luego lo hablamos.

kkk.png

Sobre la autora...

Florencia es de Argentina y tiene 26 años. Hoy trabaja para desarrollar She Travels Cheap, y convertir la revista en una comunidad de viajeros. Le gusta escribir, viajar, la fotografía, la comida y el vino. Disfruta de actividades al aire libre, sobre todo en la montaña. Escribió "Hablemos de Viajar" en Bariloche, cuando trabajaba en un hostel durante el verano. Estudió Relaciones Públicas y trabaja free lance como Community Manager. Podés seguir sus aventuras en Instagram o escribirle a florencia@shetravelscheap.com

Florencia Lovera