VOLVER

Por Juli Lacombe Cecco.

juli6.jpg

Volver es no estar. Ni allá. Ni acá. Es hallarte solo entre tantos que te aman. Solo y esta vez sin respuestas. Volver es hacerse cargo de que cambiamos. Es volver a aceptarnos y perdonarnos. Volver es ese libro que antes leías todos los días y ahora te mira desde la mesita de luz con cara de “Me mentiste. ¿Cuándo vas a volver a ser vos?".Volver es mirar con ojos viejos cargados con todo lo que te trajiste puesto y que no cuadra. Volver es querer controlar lo inevitable. Es querer sostener a los seres queridos con promesas de que nunca más te iras. Volver es tragarte el dolor de saber que los vas a decepcionar.

Volver es recordarte en sus brazos, un día de mar y arena, muerta de risa y llena de protección. Volver es querer darle vida a ese sueño que inventaban. Volver es querer hacer un collage con lo que amas de allá y lo que amas de acá. Volver es darte cuenta de que es difícil, casi imposible. Volver es cortar por lo sano y sumarle otro duelo a la vida. Volver es nunca más desperdiciar tu tiempo con lo que no te hace vibrar el corazón.

Volver es querer contarle a los tuyos todo lo que no se explica con palabras. Volver es sentirte un bicho raro. Volver es quizás estar más solo ahora que cuando estabas lejos. Volver es tu sobrina en el aeropuerto esperando a verte de nuevo. Es abrazarse y que se te acomode el alma otra vez. Volver es verla también molesta, contándote cosas con sus palabras nuevas y haciéndote notar que estuviste lejos cuando las aprendió. Volver es llorar en los brazos de tus amigos de toda la vida y reconocer su amor más allá de cualquier circunstancia. Volver es no soportar ni las caretas ni los carteles .

Volver es tu cuarto arreglado y perfumado. Es tener tu cama, WiFi y una mesita de luz con un té. Volver es mama otra vez. Recibiéndote en su casa y en su corazón. Volver es saber recibir. Volver es reconocer otra vez que el día tiene 24 horas. Y que un martes no es día libre. Día libre es domingo, con suerte sábado también. Volver son tus nonos pidiéndote que los acompañes a la Difunta Correa a las 8 AM. Volver es agradecer que la vida te los presta un ratito más.

Volver es reír y llorar. Llorar y reír. Reír mientras lloras y toses. Volver es querer quedarte, con cierta melancolía de amor. Volver es querer irte otra vez con la energía del soñador. Volver es por fin entender lo que te quería explicar el profe con “El costo de oportunidad”. Es acá pero sin allá. Es aquello pero sin esto. Volver es querer aprender para crecer. Es saber que cierta evolución, a veces, me hace doler.

juli.jpg

Sobre la autora

Julieta es argentina, tiene 27 años y escribe desde hace un tiempo. En Diciembre renunció a su trabajo y se fue a vivir a México en busca de inspiración. Allí nació Besos de Mezcal, un espacio en Instagram que utiliza para expresarse. Estuvo viajando durante cinco meses, y hoy elige "volver".  Volver por más vida, por más preguntas sin tantas respuestas. Volver para seguir volando.

 Seguí Besos de Mezcal y leé todo lo que esta hermosa viajera tiene para contar.